La Comarca desbordó luego de la nieve anunciada

La nieve llegó a la Comarca de Sierra de la Ventana, y con ella, decenas de miles de turistas que viajaron desde muchos kilómetros para vivir el momento.

 

En horas de la noche de este sábado 15 de julio, comenzó a nevar en gran parte de la región, pero el punto más atractivo sin dudas, es el cordón de las serranías de Ventania.
Si a esto le agregamos la difusión de los medios nacionales, que en algunos casos se apostaron desde el viernes a la espera del fenómeno climatológico, el resultado no puede sorprender.

 

Más de 25 km. de autos en una fila que por momentos transitó a no más de 5 km/h, ponen el resultado de una estadística que marca un nuevo récord. En horas de la mañana para llegar desde Sierra de la Ventana a Villa Ventana (10 km) se tardaba más de 1 hora y media.

 

En la recorrida, km a km que se transitaba, las familias se ubicaban en los márgenes de la ruta 76 para disfrutar de la postal y de la fría materia, tan esperada.

 

Las esculturas con la nieve viajaban en techos, cajas de camionetas, capots y por centenares quedaron como mudos testigos del aluvión turístico de este domingo.
Con alegría todos disfrutaron, muchos mojados totalmente por las guerras de bolas de nieve que volaban de uno a otro y con una temperatura que no superó el grado sobre cero durante toda la jornada.

 

Arnaldo Botto

AQUI ALBUM EN FACEBOOK

 


En horas de la tarde la situación fue peor, porque desde puntos distantes de la provincia, los turistas seguían llegando con las últimas horas del día, y la cola de vehículos se acrecentaba.

 

Varios dispositivos con bomberos, policías e inspectores municipales, ordenaban el tránsito en el acceso a Villa Ventana. En varios puntos del sector del Abra de la Ventana, también los agentes observaban en forma continua el movimiento de los visitantes para evitar accidentes. No obstante, el tremendo caudal de vehículos hizo colapsar la circulación por las calles de Villa Ventana y también en Sierra de la Ventana.

 

Largas esperas para acceder a los servicios gastronómicos, ventas abundantes en regionales y todos los negocios abarrotados de gente, fueron el resultado de este espectacular fin de semana con la postal nevada de nuestras sierras.
Un comienzo de temporada invernal que tendrá muchos análisis para todos los intervientes, tanto autoridades como prestadores turísticos, ya que la afluencia de gente superó todas las expectativas.