Adiós a Nora

Con el fuerte vínculo que nos unió siempre rezamos por nuestra querida prima hermana Nora Glave cuya vida no fue nada fácil. Detrás de su cascarón que aparentaba ser muy fuerte se escondía un alma muy sensible y con mucha bondad. Y esa bondad la llevó a olvidarse de sí misma hasta que falleció a causa de su profunda tristeza. Agradecemos a nuestra prima hermana Gisela Glave de Sainz por su devota atención y cariño hacia su hermana como así a Nelson Sainz.

 

Betiana, Valeria y Facundo Sainz, a Hugo y a nuestra tía postiza Cholita y a su hija Liliana por su apoyo también. Desde la distante Alemania, Nora querida, que la luz en el cielo de la mano de Dios te iluminen para siempre porque te lo merecés.

 

Desde Alemania: Irene Foulkes de Hermann y familia y Alfredo Foulkes y familia.