“La Iguana de Cobre es probablemente lo más singular que tengamos en el partido de Tornquist”

A un año de haber sido declarada “Monumento Natural” de la Provincia de Buenos Aires, la Iguana de Cobre se encuentra en peligro crítico de extinción.

 

Por eso, Aníbal Areco y Maximiliano Donofrio, del Parque Provincial “Ernesto Tornquist”, se encuentran trabajando para conocer más sobre la especie única de nuestra comarca y, así, avanzar en la concientización para su preservación.

 

“Estos son estos momentos donde la sociedad se pone a tono con los tiempos de la naturaleza, porque si no reaccionamos a tiempo lo que puede pasar con especies como esta es desaparecer de manera irreversible del planeta”, indicó Donofrio.

 

“Pero no solo fue declarada ‘Monumento Natural’ y en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, sino que ahora Tornquist tomó la batuta porque es una especie exclusiva de nuestro distrito, ya que todavía no se la encontró en otro partido”, aseguró.

 

Areco, en tanto, explicó que a esta especie “es muy difícil de encontrarla, está en lugares altos como cumbres de cerros y tiene que haber un ecosistema muy especial para que esté, como mucha roca y algo de pastizal alrededor. Además no se sabe exactamente la distribución que hay hoy en dia”.

 

“Durante el invierno se esconde y, al ser un reptil, sale en los momentos de calor –describió-. Mide entre 25 y 30 cm incluyendo la cola, que es igual de larga que el cuerpo. El macho es color verde medio flúor con el vientre entre marron y amarillo; y la hembra gris amarronado con manchitas, mimetizándose con las rocas”.

 

A fin de conocer más sobre la iguana, “estamos haciendo una investigación aplicada, tratando de contestar preguntas para protegerla”, continuó Donofrio. “Las especies pueden estar en peligro de extinción por una serie de criterios, en este caso es un animal muy raro de la naturaleza, y, en esa dirección, tenemos que contestarnos qué podemos estar haciendo los seres humanos que perjudique a la especie”, señaló.

 

En ese sentido, “estamos empezando a hacer charlas en escuelas y trabajando con personas que desempeñan tareas en los lugares donde habitan las iguanas, e indicándoles qué hacer y que no cuando las vean”.

 

Sobre los depredadores naturales de la Iguana de Cobre, estiman que pueden llegar a ser zorros, gatos montes y águilas mora; mientras que se alimentan de cascarudos y salta montes, entre otros bichos.

 

“La Iguana de Cobre es probablemente lo más singular que tengamos en el partido de Tornquist, y empezar a identificarse con una especie en peligro crítico de extinción para nosotros va a ser un proceso largo, pero estaría bueno encararlo”, manifestaron ambos.

 

Para tomar contacto con Areco y Donofrio, comunicarse al e-mail iguanadecobre@gmail.com y/o al Facebook Monumento Natural Iguana de Cobre

 

Nota completa: