Fútbol: Suspendieron a dos de los árbitros del último clásico de Tornquist

Leonardo Rossi y Guillermo Pierobon, árbitro y asistente 2, respectivamente, del último clásico de fútbol entre Unión y Automoto, fueron suspendidos por 60 días tras la errónea expulsión de Arturo Peralta en el mencionado cotejo.

 

Así lo aseguró a nuestro medio Gabriel Artola, dirigente de Automoto, quien indicó que aunque la medida no se informó oficialmente, fue confirmada desde el seno de la Liga Regional de Fútbol de Coronel Suárez. “Hay una decisión del Consejo Federal de AFA donde prohíbe la publicación de las sanciones a los árbitros”, dijo en ese sentido.

 

“El reclamo nuestro luego del último clásico fue la gota que rebalsó el vaso respecto a los arbitrajes. La prueba de eso fue la convocatoria que tuvimos en la reunión de la liga hace quince días donde fueron todos los clubes excepto los dos de Guaminí”, comentó.

 

“Fuimos a plantear que la situación no da para más –continuó-. Siempre sucede que los clubes nos quejamos cuando nos toca y ya nos tocó a todos. El presidente Ernesto Palenzona nos dijo que en la liga en árbitros se gastan $5.000.000 por año; los clubes trabajamos seriamente todos en pos de mejorar y tenemos una pata floja que es la arbitral”.

 

Los árbitros que se desempeñan en cada programación de la LRF son de la Asociación Suarense de Árbitros (ASA) y la Asociación Regional de Árbitros (ARA). En se sentido, Artola manifestó que “como conclusión de esa reunión, dicho por el propio de Palenzona, la mayoría de los inconvenientes los tenemos con los que pertenecen a la ASA”.

 

En consecuencia, en el encuentro que reunió a casi todos los clubes afiliados, “se tomaron definiciones que van a producir un cambio: se incorporará un instructor propio de la liga para controlar y seguirle el paso a cada árbitro en lo que tiene que ver con la preparación física y reglamentaria; y se va a abrir el abanico a que se designen jueces de otras asociaciones, como por ejemplo Bahía Blanca”.

 

Nota completa:

 

Guillermo Rossi, árbitro del último clásico, fue suspendido por 60 días.